El espectáculo dantesco y violento que se vivió en San Cristóbal de las Casas por parte de manifestantes de Oxchuc, no es más que una prueba de la enorme corrupción electoral que tuvo lugar en Chiapas en el pasado proceso del 2015, los acontecimientos anteriores, los presentes y los que estén por venir sobre el caso de éste municipio indígena,  son provocados por el mismo gobierno, que impuso sus candidatos a modo, queriendo continuar con un caciquismo de más de 15 años; por lo que ahora existe una ausencia total de autoridad generada por la ingobernabilidad  que persiste en el Estado.

Ante ello, el dirigente estatal de Morena, el Doctor Óscar Gurría Penagos manifestó que: “los chiapanecos necesitamos orden, gobiernos honestos y justicia social”.